viernes, 31 de mayo de 2013

Mercado laboral 2013. Trabajos con futuro.

Como todos sabemos, con la crisis el paro y la búsqueda de empleo son las principales preocupaciones en España, y en muchos otros países. Los cambios sociales siempre han provocado cambios en el mercado de trabajo: por poner un ejemplo que todos conocemos, con la industrialización y la fabricación en masa  de finales del siglo XIX y principios del siglo XX, muchos antiguos empleos quedaron desfasados e incluso desaparecieron: los herreros, los artesanos del calzado, los que trabajaban en el telégrafo... todos ellos tenían buenos trabajos hasta que los cambios tecnológicos y sociales convirtieron su forma de vida en algo sin demanda real y tuvieron que reciclarse en otros empleos o quedarse parados.





Hoy en día, es similar y estamos sumergidos en un proceso constante de renovación del mercado laboral, aunque no es algo que veamos de hoy para mañana. Vamos a hacer una lista de aquellos empleos con más demanda en el futuro, y otra lista con aquellos trabajos en declive que, lamentablemente para los que se dedican a ello, irán teniendo menos demanda poco a poco.

Vamos a establecer las dos principales tendencias sociales que marcan la demanda creciente de algunos empleos, y la demanda decreciente de otros.

  1. Internet. Definitivamente, ha venido para quedarse. La red de redes supone un ahorro de costes para los vendedores ya que pueden minimizar el coste de sus productos gracias a que un negocio en Internet tiene menos gastos de almacenamiento, al poder tener las mercancías en zonas apartadas y con gastos mucho menores. Además, Internet tiene una implantación cada vez mayor y gran parte de la población tiene móviles con internet con lo que la implantación es cada vez mayor. Además, la red da tantos servicios que poco a poco está acabando con bienes y servicios tradicionales que hace 20 años no imaginábamos, gracias a la variedad de soportes casi infinita. Música, mundo editorial, cine son 3 ejemplos de sectores en los que Internet ha establecido un antes y un después.
  2. La crisis económica. El tema estrella de los telediarios es una realidad, y la gente cada vez compra menos y busca mejores precios. Triunfan los negocios low cost de todo tipo, desde negocios chinos a tiendas de outlet y descuentos. Incluso el trueque está cobrando una importancia cada vez mayor, y no digamos ya el mercado de segunda mano de toda temática.

Empleos cuya demanda crece en la actualidad, y que consideramos empleos con más futuro:
  1. Empresas de mensajería, de envíos a casa. Cada vez un mayor número de ciudadanos compra por Internet: ropa, calzado, tecnología, pequeños y grandes electrodomésticos, belleza... aprovechando los menores precios en la red. Si las compras por Internet aumentan exponencialmente, los envíos a casa de empresas de mensajería aumentan en la misma proporción. Empresas como DHL, MRW, UPS o Fedex están haciendo literalmente el Agosto con Internet y las compras online.
  2. Reparaciones de calzado y boutiques de arreglo y confección para la ropa. El descenso del consumo de las familias es evidente, y vuelven los arreglos de la abuela, en desuso desde los años 90. Hoy en día las tiendas de reparación de calzado están a tope, así como las de arreglillos para el vestido de la temporada pasada.
  3. Pequeñas tiendas de barrio con mucha variedad, precios contenidos y horarios amplios: originariamente muchas tiendas de golosinas y revistas, se han reconvertido en un pequeño supermercado al lado de casa con todo tipo de productos como pan, leche, papel higiénico, aceite, sal, azúcar, chocolate, legumbres, huevos y de todos los productos de primera necesidad. El hecho de estar cerca, ser baratos y estar siempre abiertos hacen que sean atractivos para el cliente.
  4. Academias de idiomas. El inglés, el alemán, el francés y otros nuevos idiomas emergentes como el chino son cada día más demandados, ya que mucha gente se forma para salir fuera si no encuentra un buen trabajo en su país.
  5. Peluquerías low cost. Están comiendo el terreno rápidamente a las peluquerías tradicionales, de alta o media gama, sobre todo de mujeres. Los jóvenes optan mayoritariamente por estos negocios, con lo que previsiblemente las peluquerías tradicionales irán perdiendo terreno.
  6. Desarrolladores web y webmasters. La tendencia imparable de Internet hace que estos trabajos cobren una importancia creciente. De todas formas, puede ser discutible, porque el menor consumo de las familias y un Internet cada vez más visual e intuitivo, pueden afectar a estos empleos.
  7. Atención al cliente por teléfono. A más compras por Internet y más servicios a distancia, mayor necesidad de servicios de atención al cliente. Cada vez se prima más la cercanía, debido a los bajos salarios en este sector, y a que el cliente prefiere que le atienda alguien nacional.
  8. Productos dietéticos, naturistas, de celiacos y de enfermedades especiales. Productos con alto valor añadido, ya que son caros para el consumidor pero éste los aprecia de forma creciente, ya sea por necesidad o por querer estar más delgado o sano. El culto a la imagen crece, a pesar de la crisis, aunque por ejemplo la conocida marca Naturhouse ha cerrado muchas tiendas en los últimos años en España.
  9. Comida casera para llevar a buen precio. Este tipo de establecimientos ha crecido bastante en los últimos años, aunque habrá que ver si el paro y el descenso del consumo afectan también a este sector. 
  10. Residencias de ancianos y servicios para personas con discapacidad. El envejecimiento de la población española indica esta tendencia, aunque los recortes sociales de la Ley de Dependencia suponen un freno a este sector.
  11. Negocios por internet de todo tipo. Amazon y eBay han tardado en implantarse en España, pero actualmente con la crisis están arrasando con el negocio minorista. Las empresas de descuentos y promociones en grupo como Groupon, Groupalia y otros muchos han crecido como setas. En cuanto a los pequeños negocios, es complicado ser un emprendedor pero es evidente que los costes por Internet son mucho menores que un establecimiento físico. En caso de fracaso, las pérdidas en principio son menores.
  12. Tiendas de segunda mano y tiendas outlet (de otra temporada). De todo tipo: de ropa, de trueque, de muebles... Un negocio de este tipo con notoriedad, precios muy bajos y establecido en un lugar de alquileres baratos como polígonos industriales es una constante a día de hoy. Hay muchos negocios chinos de este tipo, pero también de grandes multinacionales de ropa, que venden sus modelos de temporadas anteriores.
  13. Cobradores de morosos. Con la crisis galopante, estos negocios como los famosos El Cobrador del Frac, o el Cobrador Torero y compañía hacen números deslumbrantes. Es un negocio duro, pero más duro es no tener trabajo. 
Empleos cuya demanda disminuye, y que consideramos empleos que previsiblemente tendrán problemas de negocio:
  1. Comercio minorista. De todo tipo: desde los que tienen más dificultades como los extinguidos videoclubs y tiendas de discos, a otros con dificultades crecientes como librerías, tiendas de reparación de tecnología, inmobiliarias... Incluso hay quien dice que hay muchos bares para tan poco consumo de las familias. Los grandes supermercados sufren la caída del consumo, es de imaginar que las pequeños establecimientos lo pasarán mucho peor.
  2. Construcción. No me voy a extender demasiado, porque ya lo sabemos todos.
  3. Industria. Salvo aquellas empresas enfocadas en la exportación y ya internacionalizadas, aquellas que tienen al mercado nacional como público objetivo seguirán pasándolo mal. Menor consumo de las familias, menos pedidos, menos necesidad de producción, más despidos.
  4. Bancos. Contrariamente al dicho popular de "Tú intenta entrar en el banco, hijo, que es un trabajo seguro", el hundimiento del sector financiero español tendrá consecuencias de empleo. Muchas oficinas han sido y seguirán siendo cerradas, con la evidente reducción de empleo. Los bancos siempre ganan, pero sus empleados ya no.
  5. Funcionarios. Es evidente que las políticas actuales de austeridad, que tienen pinta que van a extenderse en el tiempo, limitarán la contratación de funcionarios en el futuro, y las condiciones de los que ya son funcionarios empeorarán. Esto supondrá un nuevo golpe para el consumo nacional: menor poder adquisitivo, menor consumo, no llega la recuperación.
No es un artículo muy optimista, pero creo que sí realista. Es mejor saber lo que hay, y cuanto antes mejor. Es evidente que hay unos cuantos trabajos con futuro, pero sin duda los empleos cuya demanda disminuye es muy superior y parece que la tendencia del mercado de trabajo será que siga aumentando el paro en España. Muchos están aplicando lo de "Vente a Alemania, Pepe" y un porcentaje muy alto de los nuevos licenciados de la universidad están emigrando, aunque allí no son todo rosas. 

Mucha suerte a todos y sino hay suerte, buen tino en la quiniela. Quizás un Ponferradina - Racing y un pleno al 15 sea una bonita forma de olvidarse de todo este coñazo de la crisis económica.

Podéis compartir el artículo vía redes sociales si queréis, si os interesa el debate. Espero vuestras opiniones, un saludo.