martes, 14 de mayo de 2013

España 2021. Las tres alternativas

Hoy nos vamos a poner serios, después del jugueteo de las últimas semanas con la quiniela (aunque quizás sea más serio la quiniela que este tipo de reflexiones filosóficas, desde un punto de vista práctico). Pero hoy toca. Vamos a hacer un ejercicio de qué será de España en 2021 y cuál serían sus alegrías y tristezas según las alternativas que escoja en la actualidad frente a la omnipresente crisis económica.


Llevamos 6 años viendo a políticos de todo color y signo afirmar que hay signos de recuperación, se habló de brotes verdes, buenas noticias a futuro, etc. Desgraciadamente, el periodismo de hoy está plagado de información de declaración, vamos, declaraciones de políticos que se convierten en titulares en todos los periódicos, pero que no dejan de ser frases más o menos afortunadas en un momento puntual, y que carecen de la perspectiva global de un análisis pausado. Yo, al menos, estoy harto de ver a políticos de todo color soltar perlas, y por ello, creo que deberíamos mirar a futuro y pensar lo que nos toca. Cuanto antes sepamos hacia dónde vamos, menos disgustos futuros y más conocimiento.

Llegados a este punto, España tiene tres salidas:
  1. Austeridad, austeridad y más austeridad dentro del euro. Seguir el camino actual hasta el final, lleve donde lleve.
  2. Salida del euro y recuperación de la independencia monetaria para devaluar la moneda. Asumir el desorden brutal ocasionado por esta salida y volver a empezar.
  3. Aplicación de políticas fiscales de gasto público en la industrialización del país. Lo llamaré LatinoAmericación. Esto supondría un desencuentro con Merkel y los países del norte y una posible expulsión del euro, y supondría un desencuentro con la OCDE (países desarrollados) por la injerencia pública en la industrialización del país. En resumen: crear fábricas públicas que creen empleo con dinero público.
Lo que está claro, es que nada volverá a ser igual, y que YA ha cambiado el modelo. Nadie cuestiona que el modelo anterior ya no es posible, pero ahora deberíamos DECIDIR cuál es el modelo que elegimos. Actualmente el partido en el poder ha escogido el modelo austeridad, y tiene mayoría absoluta, pero las últimas encuestas políticas dicen que la gente está cansada de tantos sacrificios, y que quizás se quiera variar el rumbo, con la irrupción de partidos tradiconalmente minoritarios como IU o nuevos como UPyD. Eso entre los que votan, por supuesto.

Me parece destacable que algunos modelos aún no han sido escogidos por ningún partido. Así como la austeridad es la bandera del partido conservador (PP), y la aplicación de políticas fiscales de gasto público son la bandera de los partidos más o menos de izquierdas (PSOE, IU), la salida del euro es un camino con el que ningún partido político se ha atrevido (aún).

La memoria colectiva de una Europa ayudando a España a la democratización y con fondos estructurales para carreteras, etc queda en el recuerdo de muchos españoles, y por ello nadie ha levantado aún la liebre. Pero es posible que el devenir de los acontecimientos (pocos pensarían que estaríamos donde estamos allá en 2009, pese a la crisis y el miedo que ya había) hace que todo cambie muy rápido, y por ello no descartamos que en no mucho tiempo algún partido político se erija en el defensor de la salida del euro. 

En los siguientes artículos, haremos un análisis ficción de cómo será España en 2021, según la alternativa escogida, recuerden:
  1. Austeridad dentro del euro.
  2. Salida del euro y devaluación de la nueva peseta.
  3. Gasto público en la industrialización del país, con empresas públicas o semi-públicas, a pesar de las posibles represalias de nuestros (hasta ahora) aliados. 
Me gustaría que me diérais vuestras opiniones, ya que este es un ejercicio de gran complejidad. Y cuatro ojos ven más que dos, y si somos 200, pues 400 ojos ven mucho más que dos.  Nos jugamos el futuro de todos, así que habrá que darle al coco y escoger las alternativas más viables para todos.

Podéis compartir el artículo vía redes sociales si queréis, si os interesa el debate. Espero vuestras opiniones, un saludo.